Ella es Lucía, 9 años, México.

Lucía era una muy buena estudiante. Cursaba el tercer año de primaria y era muy cercana a su profesor, quien se había ganado su confianza. Él le pedía que se quedara después de clase para ayudarle a arreglar el salón y una tarde, la violó. Lucía quedó muy lastimada física y emocionalmente. No dijo nada en casa ni a sus amigos, hasta que empezó a sentirse muy extraña. Cuando fue al médico con su mamá, tenía 15 semanas de embarazo, por lo que no se le permitió interrumpirlo.