Ella es Susana, 14 años, Ecuador

Desde los 12 años, Susana era violada rutinariamente por su padre hasta que a los 13 años resultó embarazada. Nunca se atrevió a decir nada ya que, como en la mayoría de los casos, su padre la tenía amenazada.  “Si no te dejas o dices algo, mataré a tu hermano”, eran las palabras que Susana escuchaba cuando su padre se acercaba.

Tardó varios meses en saber que estaba embarazada, pues ni siquiera sabía realmente lo que estaba sucediendo en su cuerpo. Con tan solo 13 años, Susana enfrentaba una vida de violencia, un embarazo no deseado pero además una muy deficiente atención durante el parto que culminó con violencia obstétrica en el parto, ya que tuvo que soportar comentarios ofensivos y una actitud soberbia del personal médico que la atendió.